Paraguas rotos en el Teatro Hespérides